4 precauciones a tener en cuenta con tu MTB después de las lluvias

video mtb


Erosión/surcos

Si hay algo que erosiona brutalmente las sendas son las lluvias torrenciales, la fuerza con la que baja el agua por ellas crean roderas o surcos muy profundos. Cuando vuelvas a montar ten en cuenta que pueden haber aparecido y te los vas a encontrar por sorpresa , baja con precaución y alerta. Lo peor de esta erosión causada en las sendas es que nadie la va a reparar con lo cual se irá agrandando con el tiempo.





Árboles caídos

El terreno se empapa muchísimo cuando llueve y llega un momento que su capacidad de absorción desaparece haciéndose muy blando, en zonas de ladera algunos árboles pueden caer ya que sus raíces no los van a aguantar. Si te encuentras un árbol caído alerta en la oficina de medio ambiente de tu ayuntamiento la obstrucción de la senda para que se acerquen los operarios.


Derrumbamientos

Otro de los procesos erosivos que produce la lluvia son los derrumbamientos o corrimientos de tierra, si la senda bordea alguna ladera es posible que en algún paso se haya derrumbado obstruyendo el paso. Como en el caso anterior alerta a la oficina de medio ambiente de tu ayuntamiento.


Piedras

A parte de agua  por las sendas bajan también piedras arrastradas por esta, quedando todas en medio atravesadas siendo un peligro para los ciclistas de montaña, baja con precaución y si te encuentras alguna apartarla del camino.