Diario Racing: Endurama Sun Race - Paloma Vargas

Sábado, mi primer día de Endurama Sunrace. No puedo decir que no me esperaba el día que iba a pasar ya que estuve escuchando diluviar toda la noche. Con pocas ganas nos vestimos, desayunamos y tiramos para el “Briefing” donde nos explicaron cómo va a ser la competición ese día: todo enfocado en la zona del Refugio del Juanar.


Salimos en grupos de 20, en esta competición no tenemos tiempos entre tramo y tramo, ni orden de salida por lo que vamos subiendo con calma y decidiendo entre nosotros quién baja primero. Antes de que “Chip y Chop” (los chicos que se encargaban del cronometraje) nos activasen los chips en la salida ya estábamos chorreando, así que sin pocas esperanzas de que el tiempo mejorase seguimos con la aventura.





Llegamos al primer tramo, tan solo 10 minutos de subida. Nos quitamos las lagañas y para abajo... o eso pensaba. Primera parte de pedaleo, seguida de una zona algo rota de bajada, unas curvitas, paseíto por lo alto de una gran lasca y llegamos a su fin. Corto pero lo suficiente para espabilar.


Otros 10 minutos de subida y llegamos al temido 2 tramo, el sendero del Juanar. Un tramo muy técnico donde la piedra predomina. Barro, lluvia y piedra, ¿resultado? Comí suelo como la que más.  Tramo de unos 13 minutos de bajada para los mortales, se comenta que un corredor lo hizo en 9 pero yo aún no me lo creo. Recorrido muy completo con zonas técnicas, muy técnicas y zonas de frena, frena que te matas, dónde como no había una zona de bastante pedaleo.


Terminado la bajada del Juanar con una vida de menos, mis compañeros y nos fuimos al avituallamiento en el cual nos montaron las bicis en la furgoneta y de nuevo para arriba, sin pedalear, ¡vaya lujo! Al llegar a la salida del T3 me plantee seriamente si salir del coche, estaba mojada a más no poder, herida, cansada, hacía 4 grados y ¡granizaba! Todos fueron valientes y se animaron así que yo no iba a ser menos. Tercer tramo muy divertido con pocas zonas técnicas, algún salto y como no, pedaleo.


Vamos a por el último, y ahora sí que sí toca pedalear para arriba. Unos treinta minutos de subida en los cuales predominó el silencio, tan sólo el ruido de la lluvia y de los coches que nos pasaban tachándonos de locos. Final de competición bastante duro, muchísimo pedaleo con un final muy divertido.



Foto: Yarik


Sopa caliente, macarrones y cervezas al lado de la chimenea nos esperaban en el hotel, organizado por el propio evento. Pasamos la tarde en casa de un ruso de habla cubana con influencias mallorquinas instalado en Ojén donde secamos todo lo que debemos de ponernos al siguiente día, mientras que rezamos para que deje de llover de una puñetera vez.


Domingo, segundo y último día de competición, ¡por fin a salido el sol! La competición da comienzo en la plaza del pueblo donde nos explican el recorrido. Primera subida, primer remonte hasta las antenas donde nos encontramos un sendero muy completo con bastante desnivel y ¿adivináis? PEDALEO.


Tan sólo 20 minutos de enlace y comenzamos el T2, denominado “fosa común”, ya el nombre no inspira confianza. Pedaleo, charco, curva, charco, pedaleo, bajada y fin. Bastante corto pero muy divertido y roto.


Vamos a por el T3 con otros 20 minutos de enlace, para mi gusto el que más pudimos disfrutar en los dos días de competición. Poco pedaleo, muy rápido y con poco desnivel junto con algunas zonas técnicas muy divertidas. Hacemos un descanso y seguimos con la aventura encontrándonos por el camino con el avituallamiento. Nos ponemos a comer para coger fuerzas para el último subidón cuando de repente empiezan a cargar nuestras bicis en la furgoneta, casi se me saltan las lágrimas.




Final de competición increíble por el cerezal, rápido, técnico y con pedaleo mortal que hace cuestionarte por qué carajo nos apuntamos a esto. Vamos a la plaza donde Jorge nos ha preparado a todos los corredoras y organizadores un increíble arroz. Al final después de tanta agua y barro conseguí acabar segunda.

En resumen, organización, tramos, ambiente, personas, todo increíble. Tengo clarísimo que volveré a la próxima sin dudarlo, aunque diluvie… pues ya tengo hecho el cuerpo. Muchísimas gracias a los que habéis formado parte de esto.



Foto: Yarik


Síguela en su instagram: @palomapalau

     

ENTRADAS RELACIONADAS

Cuarta prueba del Open EnduroAstur - Deva

Noticias

RED BULLS BLUMENKINDER

Noticias

4 conceptos vintage de la década del 2000

Noticias

5 regalos mountain bike (cuñaos) para estas Navidades

Noticias

Val di Sole UCI World Championships 2016 – caídas

Noticias

Las cinco mentiras de los ciclistas de montaña

Noticias