¿Es caro el mountain bike o tu poder adquisitivo esta empobrecido?


Si hay algo que siempre levanta debates entre los ciclistas de montaña son los precios de bicicletas y componentes, es un debate que está muy presente y sobre todo España donde ocupamos el triste tercer puesto de trabajadores pobres en Europa debido a los salarios escuálidos que recibimos.



mtb


Algo que debemos de saber es que los precios suben cada año con el IPC y es algo que no va a parar de suceder, lo lógico es que los ingresos/salarios subieran con él como pasa en la mayoria de paises, pero no es el caso, así que si los precios suben un 3% anual y tu salario no lo hace, es más ha bajado incluso más, el efecto que produce es una sensación de precios ultra caros en bicicletas y productos a los que no se puede acceder.





Las marcas que operan a nivel internacional o Europeo no tienen problemas a la hora de vender sus productos, lo que no vendan en España lo venden en otros países sin ningún problema, es más incluso en ocasiones tienes que esperar meses para recibir el producto que has comprado porque no hay disponibilidad.



Mientras los distribuidores españoles han creado una práctica para “salvar los muebles” ante la baja capacidad de consumo de los ciclistas, básicamente obligan a las tiendas ha hacer pedidos y programaciones mínimas con lo cual hacen que las tiendas locales se conviertan en almacenes que se llenan de material , dejando así la pelota en el tejado de las tiendas. Esta práctica como explicamos en nuestro artículo de Tiendas de bicicletas, acabará con la pequeña y mediana empresa.





Ante esta situación donde todo nos parece caro, se ha implantado algo impensable hace 20 años que es el pago con letras de las bicicletas o productos que compremos, así tenemos situaciones tan surrealistas como pagar un GPS a plazos o pagar una letra de una bicicleta que se asemeja a la de un coche.


¿Son caros los productos de mtb o nuestro poder adquisitivo es pobre?. Cuando los gastos son mayores que los ingresos por más vueltas que le demos todo nos parecerá tremendamente caro. Ante la falta de un cambio de políticas donde se invierta y no se recorte, los ciclistas de montaña seguiremos comprando en rebajas, haciendo compras conjuntas, aguantando más años el material, apurando la vida útil de los componentes, siendo los reyes de la segunda mano y aumentando la compra de productos chinos.