×

5 razones para usar tu pie no dominante en la bicicleta

Súbete a la bicicleta,ponte de pie y déjate caer por una cuesta ¿Que pie llevas delante?. Derecho o izquierdo ese sera tu pie dominante y tu pierna fuerte.




Todos bajamos siempre con nuestro pie dominante delante olvidándonos del todo del otro pie y el día que lo necesitamos nos encontramos con una pierna débil que apenas puede sobrevivir a un paso técnico y nos da inseguridad encima de la bicicleta cuando va delante. Estas son algunas de las ventajas que cogerás si fortaleces tu pierna débil. 



Más control


Cuando entramos en una sección con los pies cambiados podremos seguir teniendo el control de la bicicleta y la diversión asegurada si nuestro pie no dominante está fuerte. También nos servirá a la hora de subir escalones o subidas técnicas que en muchas ocasiones tendremos que llevarlo adelante. 



Cuerpo equilibrado


Si llevamos años montando siempre con el mismo pie delante, nuestro core estará desequilibrado, tendremos una pierna muy fuerte y otra débil. Pero el problema no estará solo ahí, si no que todo tu cuerpo desde el cuello hasta los pies estará inclinado hacia tu pierna fuerte. Por eso es importante fortalecer tu lado no dominante, algo que es muy común por ejemplo en los tenistas   



Cómo fortalecerlo


Para fortalecer tu pie no dominante empieza a ponerlo delante en senderos fáciles para que te sea sencillo hacerlo, es normal que te sientas inseguro, vuelve a tu posición fija cuando lo necesites. No te olvides de entrenar fuerte la pierna débil en el gimnasio te ayudará a evolucionar más rápido en su fortalecimiento.



Aguantaras descensos largos


Cuando te enfrentas a un descenso muy largo y obligas a trabajar todo el tiempo a tu pie dominante llegará un momento que lo fatigaras  y necesitarás parar a descansar. Una manera de quitarle trabajo es usar tu pie no dominante algunos minutos durante el descenso, de esta manera conseguirás llegar al fin del descenso sin pararte.  



Mejores curvas y mas flow


Para afrontar las curvas debes de cambiar los pesos de tu cuerpo, para ello debes de mover tus pies de posición dependiendo de si la curva es de derechas o de izquierdas. También en zonas contraperaltadas tienes que cargar mas el peso hacia un lado u otro. Para conseguir esto deberás de tener la misma habilidad en los dos pies y la misma fuerza.