Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies
×

3 razones para llevar rotores grandes en los frenos de disco

Cuando frenamos eliminamos la energía cinética que creamos con nuestro peso,nuestra velocidad y el peso de nuestra bicicleta. Esta energía se convierte en calor que acaba en nuestros rotores de freno. 





Velocidad


Los ciclistas de montaña que son muy rápidos necesitan frenar una mayor energía cinética que un ciclista que va más despacio, eso significa que necesitarás disipar más calor en tus frenadas para no perder rendimiento en tus frenos y unos rotores grandes de 203 mm en Enduro y DH o 180mm en XC te serán de gran ayuda. 


No sigas tópicos


Existe un tópico de llevar rotores de freno de diferentes tamaños en la bicicleta de montaña, llevando en la rueda delantera uno más grande que en la parte trasera.

Pero la realidad es que la mayoría de ciclistas frenan más con el freno trasero que con el delantero. Llevar los dos rotores del mismo tamaño es una buena opción e incluso no serias el primero que lleva el rotor del freno trasero mas grande que el delantero.


El peso


Una de las mayores excusas a la hora de no ponerse unos rotores de freno de disco más grandes es el peso de estos. Unos rotores de 203 mm son unos 20 gramos más pesados que unos de 180 mm, compensa adquirir ese peso comparado con la mejoría que vamos a adquirir en la frenada.