Cuando la tecnología MTB va mas rápido que la mecánica de bicicletas




unsplash-logoHunter Haley



La tecnología MTB y sus novedades son cada vez más complejas están invadiendo nuestras bicicletas, la forma de montar en ellas está cambiando cada vez más rápido con todo tipo de componentes y avances que en ocasiones parecen sacados de una película de ciencia ficción.



Las E-bikes campan a sus anchas, tijas telescópicas, electrónica en todo tipo de componentes, horquillas cada vez más complejas y componentes más sofisticados con sus propios estándares o patentes.



Todo esto suena genial, nos gusta y lo compramos pero el cuento de hadas se convierte en una pesadilla cuando estos componentes se averían, necesitan mantenimiento o simplemente hay que cambiar piezas por desgaste. Nos acercamos a nuestra tienda y nuestro mecánico nos dice la frase más terrorífica que puede oírse: “Hay que mandarlo al distribuidor/marca para que lo miren”



Detrás de esa frase todos sabemos lo que se esconde, semanas y semanas sin nuestro componente, un componente que seguramente no ha sido barato y el temor de que cuando vuelva no este reparado correctamente o que por mantenimiento haya que volver a mandarlo en unos meses. Todo esto va contra el ciclista que se queda colgado y sin poder usar la bici.





¿Cual es la solución?


Este problema que comentamos está cada vez más en auge, talleres mecánicos que no tienen los conocimientos ,las piezas de recambio o las herramientas necesarias para reparar “in situ” todas estas tecnologías.  


Lo primero sería la profesionalización de la figura del mecánico de bicicletas, sabemos que desde ciertos sectores se está trabajando para que exista una Formación Profesional (FP) de mecánico de bicicletas reglada por el Ministerio de cultura y ciencia. De esta manera se formarían a profesionales en todos los aspectos pero que aun asi deberian de seguir actualizándose con cursos anuales según avance la tecnología.



La profesionalización de los talleres de bicicletas es el siguiente paso, el futuro de las tiendas de bicicletas va a ser una mecánica y mantenimiento de alto nivel, la inversión en material de venta bajara y se invertirá más en maquinaria y especialización del taller, ya que aquella tienda que pueda reparar “in situ” un problema que otras tiendas tengan que mandar al distribuidor se ganara a ese cliente.