Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies
×

Pasado, Presente y Futuro de las Tiendas de Bicicletas



El pasado


Corrían los años 90 y las tiendas de bicicletas era el lugar más mágico a los que se podía acudir, allí había novedades de mountain bike todos los días, quedarse pegado al escaparate y comentar lo que contenía en él, juntarse con otros ciclistas de montaña en ellas o acudir semanalmente a la salida organizada por la propia tienda era todo un acontecimiento social y masivo de la época. Grandes tiempos aquellos donde los aguerridos dueños podían vivir de su pasión y disfrutar al mismo tiempo.



tienda bicicletas

Foto:  Roman Bozhko



El presente


Los tiempos han cambiado y esos lugares mágicos están agonizando por muchos factores que no existían. La masificación de tiendas en una misma área, la presión de los distribuidores y de los propios clientes, las nuevas políticas de las marcas ,la venta online, la precariedad laboral y la destrucción de la clase media a base de sub-sueldos están acabando con las tiendas locales de bicicletas.


La saturación de tiendas en una misma área ha hecho que la gente se divida entre todas y que el ir saltando de una a otra buscando una oferta diluya la fidelización que antes había. La presión de los distribuidores que exigen a las tiendas fuertes programaciones o pedidos mínimos obligando a las tiendas a convertirse en “almacenes” y su lentitud a la hora de servir sus productos que desespera a tiendas y clientes no ayuda mucho a su supervivencia.


Los clientes que acuden a las tiendas sobre informados y golpeados por mil ofertas que han visto o que le han contado por Internet y que amenazan al vendedor con frases tan clásicas como “El de la tienda de... me la deja más barata” o ”¿En cuanto se me queda?”.


Las marcas en su vorágine de multiplicar beneficios han lanzado una campaña de marketing para engatusar al público de las bondades que tiene “la venta directa” , anunciando a bombo y platillo muchas de ellas, que van a eliminar los intermediarios para mejorar su trato con el cliente , vendiendo directamente y saltándose a las tiendas locales.


Internet ese gran bazar donde reventar precios de productos es muy fácil, gracias al ahorro de impuestos que puede darte una plataforma online que carece de local,agua,luz, etc.. donde se hacen grandes compras para poder vender más barato y donde en 48 Horas tienes un producto en casa, algo contra lo que las tiendas locales no pueden competir.


La puntilla a toda esta debacle es una economía a pie de calle débil y una distribución de la riqueza inexistente. La clase media que compraba en los 90 ha muerto, ahora agoniza con salarios por debajo de 800 € y en trabajos que van y vienen, lo que les hace imposible acercarse a los precios de una tienda local y se ven obligados a acudir al mercado de segunda mano, a las falsificaciones, a las compras masivas por Internet y a las tiendas chinas de productos de bicicletas online.




El Futuro


Muchas son las tiendas locales que ya han cerrado, las más débiles van a morir y cerrarán sus puertas para siempre. Las más grandes que pueden hacer importantes pedidos y negociar con los distribuidores y marcas son las que van a sobrevivir.


Mientras que el Futuro de las tiendas Pequeñas/Medianas será la de evolucionar a un nuevo concepto , tendrán que potenciar su servicio de mecánica y especializarse en sus puntos más débiles que son la reparación de suspensiones,de motores eléctricos y de la electrónica de la bicicleta que se nos viene, teniendo que profesionalizar la figura del “Mecánico de bicis”.


En sus tiendas no habrá tantas novedades y sí más “productos de consumo” , cámaras, algunas cubiertas, algunos cascos, algunos guantes, etc.. Dejarán de ser multi-marcas para tener una o 3 marcas con las que puedan trabajar bien y lleguen a unos acuerdos, dejaran de lado las marcas que tenga una presencia masiva en tiendas online.


La venta de productos no sera su único ingreso, convertirse en multiservicios es una dirección que muchas tiendas están tomando añadiendo otros servicios como: Asesoramiento personalizado al cliente, planes de entrenamiento, rutas guiadas por personal cualificado o packs de vacaciones MTB, Mini-marchas organizadas por las tiendas a sus clientes, pequeñas barras para tomarte el café antes o después de montar en bici, cursos de iniciación y técnica , convertirse en puntos oficiales de garantía de las marcas que solo venden por Internet e incluso el alquiler de BOX con asesoramiento mecánico  y herramientas para que los mismos clientes se monten las bicicletas que han adquirido Online o se reparen ellos mismos las bicicletas .


Para que las tiendas locales de bicicleta sigan existiendo, habrá que echar mucha imaginación,especializarse y expandirse. Nosotros los consumidores también tendremos que poner nuestro granito de arena si queremos que estos lugares que impulsaron al mountain bike en sus inicios no desaparezcan de nuestras ciudades.