Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies
×

Hoy hace 38 años que se fabricó a gran escala la primera bicicleta de montaña.


En el año 1981 un californiano llamado Mike Sinyard que en 1974 había creado una marca de bicicletas llamada Specialized lanzó al mercado la primera bicicleta de montaña producida a gran escala llamada Stumpjumper. 



Foto de Wende Cragg de Mountain Biking History y Culture 


Specialized fue la primera marca en construir bicicletas de montaña en masa, pero ya desde finales de los 70 principios de los 80 Gary Fisher y Joe Breeze adaptaban las clásicas bicicletas Klunker para que fuesen mejor por la montaña quitándole todo lo que les sobraba y añadiéndoles cambios o frenos de tambor.





El problema es que estas bicicletas adaptadas se seguían averiando y rompiendo en los descensos del cortafuegos del Monte Tamalpais y sus frenos de contrapedal siempre había que engrasarlos después de cada bajada por lo agotador que era el descenso. Este tipo de bicicletas adaptadas para la montaña se vendían por unos 1750$ de la época. 

 


Foto de Wende Cragg de Mountain Biking History y Culture Archive.



Mike Sinyard vio la oportunidad de crear una bicicleta específica de montaña ya que no existían y su marca Specialized solo tenia dos modelos por aquel entonces uno de carretera llamado “Allez” y uno de cicloturismo llamado “Sequoia”. Specialized fabricó su modelo Stumpjumper en Japón para ahorrar costes consiguiendo que la bicicleta valiese 750$ de la época, la que la convirtió en una superventas. 








La Stumpjumper era de acero, tenía una transmisión Suntour con 3 platos y 5 piñones, sus frenos eran cantilever con manetas curvadas y equipaba unas generosas ruedas de 26” con tacos agresivos. Su peso era de 13.15  kilos comparados con los 25 kilos de las bicicletas adaptadas fue una gran revolución que dio el pistoletazo de salida a otras marcas a empezar a fabricar en serie bicicletas de montaña.