Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies
×

Embajadores de marca ciclistas amateurs, los precarios de la industria del mountain bike


La industria del mountain bike necesita de la publicidad para poder exponer sus productos, pero controlar los gastos en ella es otro de sus propósitos y aquí es donde aparecen los embajadores de marca amateurs. 





Cuando hablamos de Embajadores de Marca ciclistas  a todos nos viene a la cabeza algún deportista o persona famosa dentro del mundo de las bicicletas que a través de un contrato con una marca se dedica usando las redes sociales y eventos deportivos a promocionar las bondades de sus productos. Todo esto con un contrato laboral remunerado y con todas sus acciones de marketing pactadas y programadas.




Pero en los tiempos modernos están apareciendo los “Embajadores de marca ciclistas amateurs” que no son otros que deportistas normales como pueden ser el lector de este artículo o algún conocido suyo. Bien sea por sus habilidades, su simpatía, su capacidad de arrastrar masas o por que tiene algún proyecto interesante llama la atención de alguna marca. 



"El embajador de marca ciclista amateur sería todo normal si tuviese un contrato laboral pactado con la marca pero no es así.  Mientras que la parte de plazos, programación de contenidos en redes sociales y demás eventos se mantiene, la parte de una remuneración económica no existe. "



Así nos encontramos embajadores de la marca ciclistas amateurs que pagan los productos que publicitan teniendo un descuento del 40/50% en ellos, otros reciben anualmente un lote en productos que tienen que promocionar durante todo el año cumpliendo la agenda de publicación de fotos o vídeos que le exija la marca u otros que acaban publicitando a través de vídeos productos que son prestados por unas semanas para luego ser devueltos sin remuneración. 



Hacer fotos o vídeos requiere un montón de tiempo en su creación y posterior edición, para haceros una idea, un vídeo de bicicleta de montaña “tipo youtuber” de 8 minutos puede tener detrás dos o tres días de grabación más la edición aparte y el tiempo que emplees en moverlo por todos los medios sociales. Poner una media de 10 horas de trabajo por vídeo finalizado, para cumplir la publicación de un vídeo semanal de ciclismo necesitas tener material adelantado de al menos un mes, imaginaros publicar 3 vídeos o un vídeo todos los días. A todo esto tienes que añadirle el coste en desplazamientos y hoteles si tienes que acudir a algún evento o alguna zona para ser promocionado, costes que saldrán de la cuenta de tu banco.



Es muy tentador caer en la trampa de recibir material gratis ,pero los cascos y bicicletas no pagan las facturas a final de mes, no compensa no disfrutar las rutas por tener que grabarlas o perder muchas horas “saliendo a grabar” a “tirar fotos” o "a generar material para los medios sociales". Nadie da nada gratis y los embajadores de marca ciclistas amateurs pagarán el material gratuito con muchas horas de trabajo que nadie le va a remunerar.